Este sitio web tiene ciertas restriucciones de navegación. Le recomendamos utilizar buscadores como: Edge, Chrome, Safari o Firefox.

DOBLE LIMPIEZA: TODO LO QUE DEBES SABER

La doble limpieza nocturna o en tu rutina antes de dormir, es el punto inicial para conseguir una piel completamente limpia y libre de impurezas. Para realizarla, necesitas 2 limpiadores. Es decir, uno de base oleosa como aceites limpiadores o bálsamos, y también, un limpiador a base de agua, ya sea en formato polvo, espuma, tipo gel, etc.

⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀

Este método, busca que puedas disolver cada sustancia con lo más a fin. Es decir, con un producto de base oleosa podrás atraer a todos los residuos oleosos que se encuentran en la piel, como el maquillaje, los restos de protector solar y también el sebo acumulado durante el día. Por otro lado, los limpiadores acuosos, eliminarán aquellas impurezas a base de agua como el sudor, suciedad, además de cualquier suciedad extra que nos quede por ahí.

⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀

Hacer estos dos pasos cada noche (o antes de irte a dormir) asegura que nuestros poros queden perfectamente limpios y descongestionados, lo cual ayudará a que puedan lucir visiblemente más finos. Además, es un método ideal para regular el exceso de sebo a largo plazo, y en consecuencia, un excelente aliado para prevenir la aparición de puntos negros.

 

Si tienes piel grasa ¡no te preocupes! que, con la doble limpieza la piel no se vuelve más oleosa. Los limpiadores en formato aceite están formulados de manera tal, que una vez que entran en contacto con agua, emulsionan y verás que, poco a poco, su textura se vuelve más “lechosa” y fácil de remover. 

 Para finalizar, debes aplicar tu jabón o espuma de limpieza, masajeando como de costumbre para eliminar cualquier residuo del paso anterior o que aún tengamos en la misma piel. Al enjuagar, verás como el rostro queda completamente fresco y 100% limpio.

Sigue leyendo y conoce nuestras recomendaciones por tipo de piel. 

Si tienes exceso de oleosidad, tendencia a granitos y/o puntos negros:

Paso 1: Real Fresh Cleansing Oil Green Tea - Neogen

Limpiador oleoso formulado con té verde. Ingrediente ideal para equilibrar oleosidad y aliviar la piel sensible. Además, cuenta con aceites naturales de oliva, árbol de té, pepita de uva, semillas de tomate, más extractos de frutas, cereales y PHA, exfoliante gentil para dejar los poros perfectamente descongestionados.

Paso 2: Neem & Tea Tree Face Wash - Ayumi

Jabón facial para pieles mixtas a grasas. Remueve las impurezas del rostro, para ayudar a prevenir brotes y/o manchas no deseadas, gracias a su fórmula con aceites de Neem, romero, eucalipto y árbol de té orgánico, conocidos por sus cualidades antibacterianas y equilibrantes que, ayudan a proteger en cada uso. 

 

 

Si tienes la piel opaca y/o con tendencia a la deshidratación:

Paso 1: Natural Coconut Cleansing Oil - Aromatica

Formulado con un aceite de coco orgánico, aceite de maravilla, aceite de oliva, aceite de almendras dulces y toda la vitalidad que ofrecen los extractos de origen vegetal, Natural Coconut Cleansing Oil se encarga de remover gentilmente todas la suciedad y maquillaje de la piel, mientras proporciona una máxima nutrición y suavidad en las pieles más secas.

Paso 2: Gel Cleanser -Cleyo

Limpiador tipo gel ideal para remover todo tipo de impurezas, sin descuidar la salud de la piel. Contiene una mezcla de ingredientes naturales ricos en vitaminas y perfectos para hidratar, nutrir y refrescar la piel como el polvo de hoja de té verde, vitamina C y E, extracto de kale, aloe vera, espinaca,  cúrcuma, ácido hialurónico y pantenol.

 

¿Ya estás listx para probar este método?